En cierta forma todos hemos experimentado alguna vez lo que representa el tiempo de reverberación de un recinto aunque muchos quizá no puedan explicarlo con palabras. Seguro que recordáis algún bar o restaurante en el que os resultaba difícil entender a la persona que teníais enfrente incluso sin música ambiente y teníais que cenar hablando a gritos. Más de una vez habréis salido con dolor de cabeza o garganta. Es probable que en ese lugar existiera una alta reverberación, en otras palabras, la capacidad del sonido de permanecer en un lugar.

De forma más precisa, el Tiempo de Reverberación (de forma abreviada RT, TR ó T60), es el tiempo que tarda (en segundos) el nivel de presión sonora de un recinto en disminuir 60 dB respecto de un nivel de excitación, o sea, el tiempo que el sonido tarda en extinguirse en un recinto. La fórmula más conocida para expresar el tiempo de reverberación de una sala es la Sabine (no es la única):

 “el tiempo (en segundos) que transcurre desde que el foco emisor se detiene hasta el momento en que el nivel de presión sonora SPL cae 60 dB con respecto a su valor inicial[1]”

Fórmula de TR Sabine

donde:

Fórmula de TR Sabine 02

El término 4mV correspondiente a la absorción producida por el aire. Salvo en recintos muy grandes, puede ser despreciado en muchos casos ya que su contribución no suele ser significativa. Otra consideración que debemos tener en cuenta es que la fórmula de Sabine no se debería de utilizar en recintos con superficies muy absorbentes, como estudios de grabación. Para esos casos conviene usar mejor otras fórmulas.

1. ¿Cómo apreciar un buen tiempo de reverberación?

Quizá esto pase inadvertido, y sólo nos acordemos del concepto de reverberación por una mala experiencia, porque si estamos en un lugar, como por ejemplo un bar o un teatro y hemos tenido una velada agradable es más fácil que recordemos lo exquisito de la comida o la gran actuación del artista, olvidando esos otros detalles que en suma hacen grande el conjunto. Una sensación acústica confortable es un aspecto subjetivo quizás tan importante como la decoración, la limpieza, el diseño o la calidad de la comida.

Existen gran cantidad de manuales que nos recomiendan Tiempos de Reverberación (TR) apropiados en función de los objetivos a los que esté orientada la sala. Por tanto el TR óptimo no es el mismo para un auditorio, un estudio de grabación, una sala de conferencias, un aula o un teatro:

Tabla de tiempos de reverberación recomendados

Tiempo de Reverberación para cada tipo de salas

Debemos tener en cuenta que el TR en una sala viene determinado en gran medida, aunque no únicamente, por la capacidad absorbente de los materiales de sus superficies. Por ello, si se instalan materiales poco absorbentes (básicamente superficies duras y lisas), la sala tenga un TR elevado, mientras que materiales absorbentes (porosos o con perforaciones y cámaras de aire) darán como resultado un TR global más bajo.

Según el Código Técnico de la Edificación en su Documento Básico de protección frente al ruido (DB-HR) y en otras normativas locales, como el Decreto 6/2012 de Andalucía, el TR máximo en espacios destinados a restaurantes o comedores debe ser de 0,5 s. En consecuencia, cuando vayamos a realizar el proyecto de la actividad deberíamos estimar el tiempo de reverberación de nuestro local para luego, cuando llegue el momento de realizar las pruebas “in situ” no existan problemas de incumplimiento.

2. Calcular el Tiempo de Reverberación

Aquí os mostramos una herramienta sencilla que os permite estimar el tiempo de reverberación según Sabine de un recinto pequeño. Recordad, no os servirá si vuestro recinto cuenta con superficies muy absorbentes o si tiene un volumen superior a 350 m3.

Os he preparado una pequeña hoja excel que podéis descargaros para ayudaros a calcular o el Tiempo de Reverberación de las salas que estéis estudiando, la podéis descargar directamente:

DESCARGAR HERRAMIENTA CÁLCULO TR

Vamos a ver un ejemplo de cómo usarla:

  1. Lo primero es rellenar los campos correspondientes a las dimensiones de la sala (en m2)
El primer paso es introducir las dimensiones de la sala

El primer paso es introducir las dimensiones de la sala

2.  Después, rellenar las superficies (en m2) del material previsto para los distintos elementos que conforman el recinto (suelo, techo, paredes, etc). Si tenéis datos de absorción en bandas de octava de los fabricantes, podéis completar la columna de materiales.
Introducir los materiales y superficies de la sala.

Introducir los materiales y superficies de la sala.

3.  Finalmente podréis obtener el TR medio para esa sala los materiales escogidos. También podréis ir probando distintas soluciones hasta conseguir el tiempo de reverberación requerido.

Finalmente se obtiene el valor del Tiempo de Reverberación

Finalmente se obtiene el valor del Tiempo de Reverberación

En cuanto a los coeficientes de absorción de los materiales, normalmente los propios fabricantes facilitan datos obtenidos en laboratorio dentro de las especificaciones técnicas de sus productos. Los coeficientes de absorción de materiales tradicionales son relativamente sencillos de conseguir buscando un poco por internet.

El Tiempo de Reverberación es un parámetro que está directamente relacionado con el confort acústico percibido en una sala. Para pequeñas salas o centros de reunión controlar el tiempo de reverberación es un valor añadido que hará que el confort de vuestro local aumente o se diferencie del resto. Además, en muchas comunidades, como por ejemplo Andalucía, la propia normativa exige un valor máximo que deberá ser comprobado mediante ensayos in situ.

Para salas más específicas o de grandes dimensiones, como auditorios, teatros, salas de cine o estudios de grabación se debe realizar un proyecto específico ya que en ésos casos se los parámetros acústicas a valorar son de mayor complejidad.